Lo sentimos mucho.

Estás utilizando un navegador obsoleto. Para ver esta página web necesitas
un navegador más moderno, como Internet Explorer 11, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Puedes obtenerlos aquí. De nada.

El Blog

Chikungunya y el mosquito tigre

Este  pasado verano  de 2015 saltó la alarma por el primer caso autóctono descrito de Chikungunya, una enfermedad viral causada por la picadura de un mosquito.

El chikungunya es una enfermedad viral endémica en zonas de África, del sudeste asiático y del subcontinente indio. En los últimos años también se producen brotes en zonas del Caribe.

Desde hace un tiempo, en España se han diagnosticado casos importados desde estos países comentados, algo asociado a la globalización. Por ejemplo en el año 2014 fueron 266 los casos diagnosticados.

Son casos importados porque, aunque la persona se ponga enferma aquí, existe el antecedente de viaje reciente a algún país extranjero, especialmente República Dominicana o Colombia.

Las personas actúan como reservorio del virus. Es decir, una persona que está enferma es picada por un mosquito. El mosquito actúa como transmisor o vector de la enfermedad, que será transmitida a otra persona cuando esta sea picada por el mosquito.

No todos los mosquitos pueden trasmitir el chikungunya. Las dos especies detectadas son el Aedes aegypti y el Aedes albopictus, que también son capaces de transmitir la fiebre amarilla y el dengue. El Aedes albopictus, no sé si recordáis, que es el mosquito tigre, que desde el 2004, se ha extendido por la cuenca mediterránea.

La enfermedad se incuba durante 3-7 días, posteriormente aparece la fase de viremia, que dura entre 5 y 10 días, que es el periodo que suele manifestarse la enfermedad. Lo síntomas son fiebre y dolores articulares. Los dolores articulares son intensos, de hecho el nombre de “chikungunya” es una palabra que en una lengua de Tanzania quiere decir “doblarse de dolor”. Por lo general es una enfermedad que cursa de forma benigna con recuperación completa, salvo en casos concretos en los que los dolores articulares pueden mantenerse durante meses posteriores.

El tratamiento se basa en combatir los síntomas: analgesia, hidratación y reposo.

La mejor forma de prevenirla es evitar las picaduras de insecto. Por eso utilizar repelentes de insecto, especialmente cuando se viaja a zonas endémicas es tan importante. También en el caso de que enfermemos, ya que si no nos pican más mosquitos, evitaremos la transmisión a terceras personas.

Luchar contra el mosquito tigre es necesario para evitar la aparición de nuevos casos autóctonos, que podrían originar que en un futuro se originara algún pequeño brote como ha sucedido en otros países de nuestro entorno.

Si tienes dudas o quieres saber más  sobre el chikungunya y cómo tratarlo y prevenirlo,   puedes consultar esta página de la Organización Mundial de la Salud con información detallada sobre esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esteve más cerca